Leyendas y otras Historias: De como los perros perdieron el habla.

Vamos a iniciar una sección en la que se contarán las historias, leyendas y relatos que forman parte de la tradición oral/escrita de las culturas del mundo. La primera, y no la última de la serie de leyendas indias norteamericanas, pertenece a una tribu de indios algonquinos, los Narragansett, cuyo nombre significa: “Gente de cabeza pequeña” y  que vivían en la costa occidental de la bahía de Narragansett (Rhode Island).

He aquí cómo los perros perdieron el poder de hablar como los humanos:

Hace tiempo los perros poseían voz como la de los humanos pues habían aprendido de las gentes con las que convivían. Su deber era avisar de las personas extrañas y ajenas a la tribu así como jugar por el bosque e indicar a los cazadores dónde encontrar caza y comida.

Habitaban cerca del lugar unos diablillos subterráneos bastante traviesos que, cierto día, se acercaron a los perros tentándolos con comida sabrosa y promesas engañosas con la intención de sonsacarles información acerca de la tribu.

Los perros codiciosos olvidaron su deber de guardar al pueblo de extranjeros y en su disfrute respondieron a los diablillos todas las preguntas que les hicieron acerca de las provisiones de la tribu para el invierno, así como su localización.

Al caer la noche, las criaturas subterráneas irrumpieron en el poblado y robaron todas las provisiones que habían sido preparadas cuidadosamente para pasar los meses gélidos de invierno. Los perros, que estaban saciados de la copiosa comida que les habían ofrecido, dormían plácidamente sin enterarse de nada.

Cuando se descubrió que la despensa estaba vacía el Jefe de la tribu convocó un concilio. Nadie cogió la comida ni escuchó ruido alguno y si alguien se hubiese acercado los perros deberían haber dado el aviso pertinente.

Los perros fueron citados para su interrogación. Todos ellos mostraron expresiones avergonzantes y se escabulleron con el rabo entre las piernas. Pronto admitieron que sus enemigos los habían engañado para rebelar la ubicación de los alimentos y así traer penurias y hambruna a la tribu. Rodando por el suelo pidieron clemencia.
El chamán se puso de pie y solemnemente les dijo: “Debido a vuestra locura y desobediencia, alguna de nuestras gentes puede que mueran. Así que de ahora en adelante nunca podréis hablar más y no podréis entender nuestras palabras. Sólo podréis quejaros y ladrar y dependeréis de nosotros para comer. Éste es vuestro castigo”.

Y así fue, pero no por ello menos, los perros siguen siendo los guardianes y amigos de los seres humanos.

¿Sabéis alguna leyenda?¿Me la contáis?
.

Fuente:
http://ab.mec.edu/pinehawk/legends/foolish-dog.html
– (Imagen) http://doglawreporter.blogspot.com.es/2012/01/dogs-of-great-plains-nations.html

Anuncios

2 comentarios en “Leyendas y otras Historias: De como los perros perdieron el habla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s