Leyendas y otras Historias: Cómo los indios tuvieron perros.

Imagen de Tipi nativo realizado con pieles de animales y troncos de
madera con forma cónica.
Hace muchos inviernos atrás un cazador, su mujer y su joven hijo de cuatro años, vivían una situación muy dura dado el frío y la escasez de alimento. Un día el cazador descubrió las huellas de un búfalo en la nieve y lo siguió adelantándose a él para cazarlo. Al regresar a su Tipi, antes de entrar, sacudió sus mocasines y escuchó el llanto de su hijo consolado por su mujer.

El cazador volvió por la noche y oró para obtener ayuda en la cacería y regresó de nuevo al bosque. En el transcurso del camino surgió un lobo que le preguntó: “Mi hijo, ¿porqué lloras?” y él respondió: “Me siento desesperado, mi hijo y mi mujer se mueren de hambre”. El lobo le indicó que detrás de unos arbustos le había dejado un arco y unas flechas, por lo que atraería a un búfalo y debía cazarlo con las armas que le había proporcionado, no con otras.


El lobo desapareció y el cazador fue a buscar el arco que le había dejado. Era mucho más pequeño que el suyo y aparentemente de menos calidad, pero recordó las instrucciones que le había dicho y de repente escuchó las pisadas de siete animales, seis de ellos los abatió y con el último animal, un gran búfalo, cogió sus propias armas y disparó. El animal escapó y el lobo apareció en escena.
-“¡Qué suerte has tenido!”, le dijo. -“Sí, he matado seis animales con tus armas, pero en el último, se escapó al utilizar las mías”.
-“Te avisé de que no las usaras. Y ahora tienes menos comida”

Juntos, descuartizaron a los animales y el lobo le pidió que le diera las porciones de dos búfalos para los cachorros de sus otros compañeros. El cazador acarreó tanta carne como pudo para alimentar a su familia. Esa misma noche, tras haber satisfecho su hambruna, desmantelaron el campamento y pusieron marcha al mismo lugar donde habían despedazado los cadáveres. Allí, los lobos se reunieron con la familia y se quedaron junto a su Tipi. La mujer, poco a poco, día tras día, fue dándoles de comer trozos de carne tornándose cada vez más mansos y amigables. Con el pasar del tiempo los lobos se asentaron con la familia india y se convirtieron en sus “Perros”.
Fuentes e imágenes:
– http://es.forwallpaper.com/wallpaper/native-american-wolf-art-78106.html
Anuncios

Un comentario en “Leyendas y otras Historias: Cómo los indios tuvieron perros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s