La carrera heroica de Balto.

A pesar de que las temperaturas en este lado del hemisferio comienzan a subir como la espuma, el hielo y la nieve inundan el principio de esta historia.

Balto4

Balto durante su gira en la suite del Hotel Baltimore en los Ángeles.

Balto fue un Husky siberiano negro con “calcetines” blancos procedente de la tribu Inuit. Su nacimiento no se sabe con exactitud pero la fecha dada como oficial fue en 1919. Su nombre se le puso en honor al famoso sami Samuel Johannesen Balto.

Balto vivía junto con Gunnar Kaasen y otros perros en la ciudad de Nome (Alaska) dedicándose al mushing. En 1929 gran parte de la población fue mermada a causa de una terrible epidemia de difteria, la cual afectaba principalmente a ancianos y niños y que se curaba únicamente con un bien escaso como la penicilina.

En la ciudad de Nome no tenían la medicina por lo que se tuvo que hacer un llamamiento a todos los hospitales del país y el único que respondió fue el de la ciudad de Anchorage ¡A 1084 Km! El gobierno a causa del temporal no dejaba pilotar por lo que se dispusieron un trineo tirados por 13 perros entre los que se encontraba Balto.

Balto-Kaasen

Balto con Gunnar Kaasen.

La heroicidad de encabezar el trineo principal no le tocaba a nuestro amigo, pero Togo, desgraciadamente tuvo que ser apartado por la rotura de una de sus patas. Así Balto, aguantando temperaturas de hasta -50 grados llegó a Anchorage y volvió a Nome con el cargamento de penicilina necesario para combatir la enfermedad el 2 de febrero de 1925.

Balto se convirtió en un héroe y como tal quisieron hacer una película sobre la hazaña, siendo vendidos tanto el como los otros perros  a la productora Sol Lesser. Se rodaron 30 minutos de film bajo el nombre de “Balto’s Race to Nome“. Así se inició una pequeña gira por la costa oeste y fue durante el tour cuando el Comisionado de Parques de Nueva York decidió colocar una estatua de bronce en Central Park en conmemoración a los perros de trineo y a los mushers que participaron en la carrera por la penicilina hacia Anchorage coronada por la efigie de Balto.

THEREALbalto

Balto junto al equipo canino recién llegados a Nome el 2 de febrero de 1925.

 

Desgraciadamente al término del rodaje toda la troup e fueron a su vez cedidos a un productor de espectáculos que los tenía en pésimas condiciones (algo que sigue sin cambiar actualmente). Cierto día, el empresario George Kimble reconoció a Balto y quiso devolverle el esplendor que antaño tuvo, para ello tuvo que reunir 2000 dolares para comprar a Balto y poder sacarlo de ese infierno.

100_cosas_sobre_nueva_york_que_deberias_saber_60394268_650x

Estatua expuesta en Central Park, NY.

De los 13 perros iniciales, los que rescataron fue a siete: Balto, Fox, Sye, Billy, Tollie, Old Motoc y Alaska y fueron trasladados al zoo de Cleveland donde fueron acomodados en unas estancias donde recuperaron su salud y donde fueron visitados por multitud de gente.

Balto murió el 14 de marzo de 1933 enfermo de ceguera y artritis, se decidió “dormirle” para que no sufriera y su cuerpo fue posteriormente embalsamado y expuesto en el Museo de Historia Natural de Cleveland, donde se puede ver actualmente.

 

-On March 19, 1927, Balto and the other dogs were given a hero's welcome in Cleveland.

Balto es actualmente expuesto embalsamado en el Museo de Historia Natural de Cleveland

  • Fuentes e imágenes:

– http://www.baltostruestory.net/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s