El perro en la Edad Media

medieval4

La iglesia militante y la iglesia triunfante (detalle) mitad s. XIV. Florencia.

Durante los siglos de la época medieval se vivieron años de auténtico pavor y oscurantismo donde la búsqueda espiritual era una necesidad vital diaria. Entorno al año 1.000 se vivieron episodios frenéticos por que se pensaba que iba a acabar el mundo (eso ya lo vivimos en el 2012 según unas profecías mayas…) y la representación del perro casi no tenía cabida, y ni por asomo se pensaba en el perro como un animal de compañía.

Saint_christopher_cynocephalus

San Cristóbal Cinocéfalo

Entre el lobo y el perro salvaje no había diferenciación alguna y se tenía un miedo atroz a las manadas de perros que deambulaban por los bosques en búsqueda de cobijo y alimento. En el Antiguo Testamento, las referencias bíblicas son escasas y casi nunca positivas, y en el arte Paleocristiano, Bizantino y de la Alta Edad Media no se representa al perro a excepción de la leyenda del santo San Cristóbal Cinocéfalo (con cabeza de perro).

En ella se cuenta que un coloso con cabeza de perro que pertenecía a la tribu africana de los Marmaritas (actual Libia) fue capturado por las tropas de Diocleciano y obligado a enrolarse en las legiones. Conducido a Siria fue bautizado por el obispo Pedro en el 308 d. C. para luego martirizarlo.

La imágen del perro se recuperará tras el vuelco histórico, cultural y psicológico que hubo entorno al milenio y se vive un cambio radical pero siempre visto desde un punto sacro. San Bernardo de Claraval manifestó en varias ocasiones su predilección por los perros llegando a decir que no se amaba de verdad a una persona si no se amaba a su perro.

San Roque

San Roque

Las peregrinaciones hicieron también que los perros estuvieran en alza, y de ello tiene mucha culpa San Roque por una ataque de fidelidad de su perro ya que fue el único que se mantuvo a su lado en su ataque de peste. Es por ello que se evoca a San Roque por los peregrinos para ahuyentar las enfermedades y epidemias representándole a él dando pan a su perrito. Es por ello que el 16 de Agosto, festividad del santo, se hagan también actos relacionados con los perros.

El perro vuelve a aparecer en el arte demostrando su papel en la sociedad. Así será,  que para los años posteriores tanto en los frescos, como en los códices miniados, monumentos funerarios o en las decoraciones de los palacios señoriales el perro se convertirá en protagonista del arte gótico.

El perro será, no solo un animal de ayuda en la caza, sino también un status symbol del señor.

chien ld 2[1]

Perro de la serie de tapices: La dama y el unicornio” s. XV. Flandes.

 

Fuentes e imágenes:

Anuncios

Un comentario en “El perro en la Edad Media

  1. Nancy Gutiérrez Gutiérrez dijo:

    Muy interesante historia.Y, aunque no son de mi predilección, creo que deben ´protegerse y cuidarse, ya que son seres formados por la Creación. Y lo que en realidad menos me gusta, es la gente que le gusta criarlos, pero para tirarlos después a la calle.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s