Los protagonistas de Dogtoranimal.

No sé si habéis oído hablar alguna vez de Dogtoranimal. Yo lo conocí en el la feria de 100 x 100 Mascota que se celebra cada año en Madrid, en el stand que comparten con Fundación a cavall, y desde entonces les he seguido muy de cerca.

Su labor es crear sonrisas, seguridad, aprendizaje y tender puentes a los usuarios que asisten; porque, por si no lo sabes, Dogtoranimal es un equipo multidisciplinar, humano-animal, que se dedica a las Intervenciones Asistidas con Animales.

Más allá de hablarte de las intervenciones, cómo realizan las sesiones o cómo se educan a los animales que intervienen, quiero darte a conocer al equipo y que ellas mismas expresen a qué se dedican y que significa para ellas este trabajo, porque tener un trabajo que te gusta es un tesoro, y si encima se convierte en tu forma de vida, es algo maravilloso. Así que lee bien porque te voy a presentar al alma de Dogtoranimal

ISABEL Y LA PRINCESA DEL GUISANTE, PUNE

¿Qué es lo que te impulsó a formarte de IAA?

Soy Educadora Social. En la carrera hice prácticas con caballos y me resultó apasionante.
Años después, trabajando en una residencia de la 3ª edad recuerdo que en una formación
conocí las IAA con perros y me recordó aquello que había visto en la facultad. Cuando oí
hablar de DogtorAnimal supe que tenía que formarme con ellas, por su calidad humana y
profesional.

¿Qué crees que aportas tanto tú como tu animal a Dogtoranimal?

Frescura y locura. Bajamos cada semana desde Burgos a trabajar, así que ahí tienes un
poco de las dos cosas ¿no? Además, delicadeza de la mano de Pune y espontaneidad de
la humana.

Cuéntanos tres adjetivos que definan y describan para ti lo que es Dogtoranimal.

Calidad, personalización y pasión.

Cuéntanos un hecho de alguna sesión por la que te has ido a casa diciéndote “merece la pena este trabajo y la intervención con animales.

¿Solo uno? Venga, uno reciente. Usuaria con Alzheimer. Durante la sesión va hablando
relatando cosas sin mucho orden, de hecho no suele hacer caso a instrucciones que se la
dan, tiene un deterioro cognitivo moderado. De repente mira a Pune que está tumbada en
la mesa en frente suya. Y mientras la va acariciando la dice: “Pobrecita, ay bonita. Aquellos
hombres eran malos, pero tú venias conmigo, porque sabías que a mi lado estabas
segura” No sé cuantos años atrás viajó su cabeza en ese momento, pero fue un regalo del
cielo.


CELIA Y DOGMA

¿Qué es lo que te impulsó o llevó a formarte en IAA?

Siempre he sido una persona con mucha inquietud intelectual y además hace años que me conquistó el
trabajo al cuidado de los demás, por eso soy enfermera. Esto, unido a que disfruto día a día de la
relación humano/animal y sobre todo del vínculo que tengo con mis perros hizo que en su
momento me planteara la formación. ¿Qué mejor combinación que aunar mis dos pasiones?

¿Qué crees que aportas tanto tú como tu animal a Dogtoranimal?

Como persona creo que puedo aportar valores como son la empatía, la predisposición y el buen trato
que a la hora de trabajar con personas en cualquier situación vulnerable son fundamentales. Dogma
por otro lado creo que aporta seguridad, entereza, paciencia y saber estar. Es un perro que se adapta
fenomenal a cualquier entorno. Es muy previsible en sus gestos y disfruta del contacto físico con
las personas, por lo que a la hora de realizar cualquier IAA es un valor añadido.

Cuéntanos tres adjetivos que definan y describan para ti lo que es Dogtoranimal.

Integral, optimismo y responsabilidad.

Cuéntanos un hecho de alguna sesión por la que te has ido a casa diciéndote “merece la pena este
trabajo y la intervención con animales.

En las sesiones salgo con la sensación de que ha merecido la pena pero en concreto recuerdo una bastante reciente en la que estábamos con una niña muy afectada a nivel cerebral y a nivel motor.
Cuando su manita tocó a Dogma se le dibujó una enorme sonrisa en la cara que hizo que no sólo
pensara en que este trabajo merece la pena, si no que soy muy afortunada de poder vivirlo y sentirlo así.


LAURA Y SURI

¿Qué es lo que te impulsó o llevó a formarte en IAA?

En primer lugar me encantan los animales. Desde muy pequeña me fijaba en los perros de la
ONCE, me parecía increíble que les enseñaran habilidades para poder ayudar a personas. En una
ocasión estuve en una feria en IFEMA, donde conseguí unos pósters de perros de la once y
empapelé mi habitación con ellos. Me acompañó en adelante la idea de dedicarme a algo que
tuviera que ver con perros que ayudan a personas.

¿Qué crees que aportas tanto tú como tu animal a Dogtoranimal?

Aportamos ilusión, ganas de hacer las cosas no sólo bien, sino cada vez mejor, aportamos
ideas. Suri aporta la sabiduría de un perro ya con mucho rodaje (lleva interviniendo más de ocho
años y tiene nueve) y yo la experiencia como educadora canina.

Cuéntanos tres adjetivos que definan y describan para ti lo que es Dogtoranimal.

Humanidad, simpatía, profesionalidad.

Cuéntanos un hecho de alguna sesión por la que te has ido a casa diciéndote “merece la pena este
trabajo y la intervención con animales.

Destaco un hecho que vivo con frecuencia a través de una usuaria con la que llevo bastantes
años. Ella suele estar triste, llora y no suele querer participar en ninguna actividad. En cuanto nos ve
sonríe y cambia por completo de actitud. El personal del centro en el que vive siempre nos recalca
lo increíble de su actitud hacia nosotras. Nos da besos muy tiernamente y es en ese instante en el
que la emoción de saber que estamos llevando alegría a su vida hace que piense “merece la pena
este trabajo y la intervención con animales”.



VANESSA Y CUBA

Mi nombre es Vanessa soy psicóloga de Dogtor Animal y comparto vida y
profesión con Cuba, ella me hace mejor, mejor persona y mejor profesional. En
ocasiones me guía, me hace avanzar, me ayuda a manejar los silencios, los
tiempos de espera, me abre ventanas donde las puertas están cerradas,… en
definitiva, soy su mitad y ella es la mía.

¿Qué es lo que te impulsó o llevó a formarte en IAA?

Cuando comencé a estudiar psicología, allá por el pleistoceno, empecé a oír
hablar en la facultad de la inclusión de delfines en terapias clínicas con
menores, por aquel entonces era algo poco común y vinculado a terapias
alternativas. Cuando comencé a interesarme por ello mi entorno universitario
intentó disuadirme y que me centrara en investigación.
Muchos se hubieran rendido a la evidencia de que, por aquel entonces no era
una salida laboral viable, pero soy muy cabezota e insistente y comencé a
formarme colateralmente… El camino fue largo incluso al terminar la carrera me
dediqué mucho tiempo a la psicología tradicional, no obstante nunca perdí de
vista mi corazón que me decía que mi camino eran los animales y los niños.
Tras terminar un trabajo como psicóloga en la Policía Nacional tuve la
oportunidad de viajar a Australia y posteriormente a Estados Unidos y
comenzar mi andadura de aplicar la psicología en compañía de delfines y
leones marinos. Cuando regresé a España, no había vuelta atrás, no concebía la psicología de otra manera, había instaurado una manera muy particular de
trabajar con los animales como colaboradores.
Dogtor Animal llego poco tiempo después abriendo el camino a mi aventura
con perros… pero esa es otra historia y ha de ser contada en otra ocasión.

¿Qué crees que aportas tanto tú como tu animal a Dogtor Animal?

Es una pregunta que creo que deberían contestar mis compañeras de manera
mas objetiva. Mi sentir es que todas somos un trocito del alma de Dogtor
Animal, ya que no es un espacio en el que ir a trabajar y olvidarte en cuanto
acabas tu jornada laboral, somos una pequeña familia que ha apostado por un
modo de vida: las Intervenciones Asistidas con Animales.
Dentro de toda familia siempre hay personalidades muy diferentes que la
enriquecen, creo que Cuba seria esa eterna cachorra, juguetona e inocente,
infantil y con ese toque de verdad que pone en todas las interacciones con
humanos y/o otros animales.

Por mi parte puedo decir que conformo un coctel dulce-salado.


En DogtorAnimal, la receta sería:

una cucharada de compañerismo, velar los unos por los otros,
cuidarlos e intentar que se sientan escuchados.

Una brizna de inocencia (todo
me sorprende, me ilusiona)

Un trocito de creatividad, mucho zumo de tesón y
esfuerzo.

 Regarlo todo con mucho amor, mimo y cariño, que creo es la
base del éxito.


Cuéntanos tres adjetivos que definan y describan para ti lo que es Dogtor Animal.
Por una vez voy a ser concreta:
1. Motivación
2. Ilusión
3. Profesionalidad

Dogtor Animal es mucho mas, es magia porque cambiamos vidas, hacemos
que las personas tengan un motivo por el que avanzar y eso es maravilloso.

Cuéntanos un hecho de alguna sesión por la que te has ido a casa diciéndote
“merece la pena este trabajo y la intervención con animales.

Si he de ser sincera cada vez que salgo de una intervención me digo a mi
misma. “merece la pena”. No voy a mentir, es un trabajo duro, tiene sus luces y
sus sombras y hay días que llegas agotado porque lo has dado todo, pero
cuando paras un momento, sentada en el sofá y haces balance lo que te llegan
son las sonrisas, la alegría, la emoción, la sorpresa, los avances
Llevo mas de 10 años en el mundo de las Intervenciones asistidas con
Animales y tengo una infinidad de historias en mi memoria, una de las mas
recientes esta acotada a la historia de E, un niño de 6 años diagnosticado con
Trastorno del espectro del Autismo que además mostraba una fobia específica
a perros, fue muy difícil plantear un tratamiento de desensibilización del miedo
para E. Al principio E mostraba mucho miedo cuando Cuba se movía incluso a
una distancia de 3 metros, pero poco a poco con mucha paciencia Cuba llego a
estar tan cerca del corazón de E que esté no paraba de darle besos ¡Incluso
con lengua! Cuba (y el equipo humano) rompió esa cadena que es el miedo
cambiando la vida de E para siempre. Es mas que evidente: merece la pena.


ANA, DORA, PIPA Y LOLO

¿Qué es lo que te impulsó o llevó a formarte en IAA?

Desde que tengo uso de razón me han encantado los animales, de todos los tipos, formas y
colores. De hecho, a mis padres siempre les decía “quiero un perro, un gato o un hermano”,
siempre en ese orden. He de decir que nunca tuve ninguno de los tres… hasta los 18 años,
que llegó él, Olivier, un rubio orejotas de raza labrador que tuvimos en acogida durante su
primer año de vida. Tras ello se convertiría en perro guía, aunque a los 3 años y medio fue
jubilado por temas de salud y volvió a nuestras vidas, algo que, dentro de la tristeza, para mi
es un regalo tenerle de nuevo conmigo, fue mi primer amor
Mientras teníamos a Olivier a mi me entró el gusanillo del mundo animal, y quería saber
más y más de los peludos, y formarme en todo lo que pudiese relacionado con ellos. Fue así
que me hice adiestradora profesional y técnico en modificación de conducta, ATV,
entrenadora de perros de asistencia y, como no podía ser de otra manera, Técnico en
Intervenciones Asistidas con Animales. Siempre había querido trabajar en algo relacionado
con animales, pero es que además me encanta trabajar con personas y ayudar en todo lo
posible a mejorar sus vidas, y no había mejor trabajo para mi que algo que unía mis dos
pasiones, personas y animales.
Y así fue que me tiré de cabeza y sin flotador a este mundo, queriendo vivirlo todo, aprender
de todo y poner todo el corazón en ello. Y sin duda soy muy feliz pudiendo trabajar en algo
tan bonito, que me aporta tanto y que por supuesto me encanta.

¿Qué crees que aportas tanto tú como tu animal a Dogtor Animal?

Pues mis tres mosqueperros aportan sin duda ternura, cariño, y algo de locura también, pues
Dora es un torbellino que lleva energía allí donde va. Pipa con su historia de vida y lo
mucho que le encanta estar con las personas aporta dulzura y trae muchos recuerdos a
nuestros usuarios de la tercera edad, muchos han tenido en su vida un pequeño de cuatro
patas.
Y Lolo, qué decir de él, es amor puro. Transmite paz, y seguridad, es tan tranquilo y tierno
que quien lo conoce se enamora.
Y yo… pues diría que tesón, pasión por lo que hago, por querer mejorar y luchar por lo que
creo. Desde que descubrí las intervenciones asistidas con animales todos mis esfuerzos han
ido dirigidos a trabajar en ello, y he tenido que pelear por ello y por estar donde estoy hoy. Y
es algo que no cambiaría, porque es mi vida, es mi sueño.
Y bueno, si preguntases al equipo… dirían que aporto orden y organización jiji. Con decirte
que me llaman ¡Ana Poppins! Jajaja.

Cuéntanos tres adjetivos que definan y describan para ti lo que es Dogtoranimal.

Felicidad, familia, corazón.

Cuéntanos un hecho de alguna sesión por la que te has ido a casa diciéndote “merece la pena
este trabajo y la intervención con animales.

Siempre que vuelvo de sesión sé que merece la pena tanto esfuerzo y tanta implicación, no
solo a nivel trabajo sino implicación emocional. Todas tenemos una historia especial, una
persona especial que significa mucho, y que nos ha dejado huella. En mi caso tengo el
corazón dividido, entre alguien a quién perdí y aquellos a quienes tengo…
Tuve un usuario muy especial, que falleció ya hace un año. Cuando le valoramos no era su
mejor momento, y de hecho no cumplía con los requisitos para ser candidato al programa,
debido a los rasgos agresivos no controlados que tenía y que podían poner en peligro a
nuestro perro de intervención y al equipo. Pero algo me decía que teníamos que intentarlo,
ya que éramos su única oportunidad para cambiar sus días… Fue así que establecí un
protocolo de seguridad junto al equipo para proteger en todo momento a nuestro perro de
intervención, que fue Lolo, y empezamos a trabajar, primero de manera quincenal y
posteriormente semanalmente. Las primeras sesiones fueron muy complicadas, controlando
los acercamientos de Lolo, hablando lo menos posible para no desencadenar conductas
agresivas… y poco a poco fuimos creando un vínculo muy especial. El sentía muchísimo
cariño hacia Lolo, quien hizo de puente para forjar nuestra relación de confianza. Y a pesar
de su demencia él lo recordaba, y recordaba nuestro vínculo.


No olvidaré cuando le decía a
Lolo “sólo te falta hablar, el día que hables, serás absoluto”


Fue un proceso largo y lento, pero a día de hoy se que tenía que ser así, es lo que hizo esta
historia tan bonita y especial, el ir paso a paso, momento a momento, saboreando cada gesto
de amor, cada sonrisa, cada mirada, cada palabra.
Se fue de repente, de una forma injusta, y fue un duro golpe a nivel emocional, pero me hace
muy feliz que se fue sabiendo que Lolo le quería mucho. Y si algún día Lolo llega a hablar,
no podré evitar pensar en él.

Por otro lado tengo a mis grupos actuales que me recargan las pilas en los días malos, dos grupos
muy especiales que me enseñan que los malos días no existen, los días son lo que nosotros
queramos que sean, y no hay obstáculo lo bastante grande que no pueda ser superado con ganas y
una gran sonrisa. 15 personas que para mi merecen el mayor de los respetos, muchos con su lucha
desde que nacieron, y otros muchos por levantarse tras una zancadilla de la vida.
Cada uno con una historia de vida, pero que te quieren tal cual, con tus virtudes y tus defectos. Con
los que ríes y te emocionas, con los que das importancia a lo que realmente lo tiene. Que te enseñan
a disfrutar del momento y a reírte de lo insignificante. Quince personas que alegran mis jueves y
con los que siempre vas a disfrutar.
Agradecidos, cariñosos, preocupados, involucrados y sobre todo muy especiales para mí.
Gracias a todos ellos sé que todo lo que hacemos merece la pena, no solo por ellos, sino también
por mí, porque yo también aprendo con ellos, y mejoro como profesional, pero sobre todo como
persona. Me hacen ver lo que a veces no queremos ver, y es que somos muy afortunados de la vida
que tenemos y de poder dedicarnos a lo más bonito del mundo.


Ya veis que Dogtoranimal  está hecho de sonrisas, ilusión, lucha, humanidad, simpatía… y kilos y kilos de profesionalidad. Los animales y humanos forman un tándem que lleva funcionando desde hace más de 30.000 millones de años, y los beneficios de tenerlos a nuestro lado son innumerables. ¿Porqué no hacerlos partícipes en Intervenciones terapéuticas, sociales o de educación. Las chicas de Dogtoranimal nos han dado la mejor respuesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.