El lobero Irlandés, el gigante celta.

celticdogs

Mandala con perros celtas

¿Sabéis cual es actualmente el perro más alto del mundo? No, no. No es el Gran Danés como muchos habréis pensado, si no que se trata del Irish Wolfhound ó Lobero Irlandes.

Este grandullón hunde sus raíces  en la mitología celta y es conocido como Cú Faoil.

Su origen está unido a la fiereza de la guerra pues su gran tamaño servía para derribar a los enemigos de sus carros y caballos y también eran utilizados en las cacerías contra ciervos, jabalíes y los lobos, pues es considerado el perro con la destreza y fuerza suficiente para darles muerte.

De ellos se hablaba ya en el S. III a.C cuando los celtas atacaron Delfos (Grecia). Los supervivientes del ataque describieron  temibles y gigantes perros que eran acompañados por sus amos.

Julio César habló de ellos cuando invadió la Galia (Francia) en sus “Guerras de las Galias”(De bello Galici) y el ciudadano romano Flaviano regaló siete de estos perros a su hermano, el cónsul Símmaco, para que luchara contra los osos y lobos en los juegos del 391 antes de nuestra era. Más tarde éste suscribió que “Toda Roma los veía con asombro“.

Lobero Irlandés

Lobero Irlandés

En la Historia de Irlanda de Edmund Campion (s.XVIII) dice que se utilizaban para cazar lobos en Dublín y en las montañas Wicklow por la nobleza. La tenencia de estos cánidos se restringía  a dos por persona y se empezaron a exportar de forma masiva llegando a decretarse una orden en abril de 1652 por Oliver Cromwell en el que se debía garantizar un mínimo de loberos en Irlanda para mantener a raya a los lobos, ya que, a causa de la exportación, su cría había caído gravemente.

Irishdogmedievalpic

A finales del s.XVIII al caer la población del lobo, la necesidad de mantener ó criar al lobero descendió y no fue hasta principios del s.XIX, y gracias a la labor del capitán George Augustus, cuando volvieron a despuntar. Los cruzó con el Deerhound, el Gran Danés y el mastín, y hoy podemos observar su gran estatura.

Los más famosos en la mitología irlandesa-celta fueron Bran y Sceolan, propiedad de Fionn, el guerrero más famoso de dicha mitología. Su origen, al parecer hermanos y en principio humanos, eran hijos de Tuirrean (tía de Fionn) y que estando embarazada de ambos fue convertida en ca´nido debido a sus celos por Uchtdealb, amante de su marido.

Estatua de Bran y Sceolan en la ciudad de Kildare.

Estatua de Bran y Sceolan en la ciudad de Kildare.

Yo he quedado prendada de su presencia ¿Y vosotros?

 

Fuentes e imágenes: 

Anuncios

Ney, el Golden retriever coruñés.

Esta historia es una historia reciente y la conozco gracias a mi amiga canina Miga, creo que os he hablado de ella, una Setter inglesa ¡Preciosa!. Aunque sus orígenes ancestrales sean de U.K su nacimiento fue en  Galicia (España) donde hay unos paisajes ¡Increíbles! Y este verano la vi en Instagram junto a la estatua del perro protagonista de esta historia: Ney.

Ney&Miga2

Ney fue un Golden Retriever que nació en la ciudad de A Coruña  y  regentaba junto a Mª Sol Paz la floristería Armonía y digo regentaba porque lamentablemente en noviembre del año pasado a la edad de 13 años nos dejaba.

Ney ha compartido y forma parte de la historia y trayectoria del mercado de abastos de la ciudad, pues el perro empezó junto a su humana cuando las floristas todavía estaban ubicadas en la última planta, pasando por la Plaza de Pontevedra cuando el mercado estaba en obras para volver de nuevo a la Plaza de Lugo.

De él se dice que tenía un talante y comportamiento ejemplar, un perro muy cariñoso con todo el mundo y aunque no mordió nunca a nadie tenía predilección por los bocadillos de los niños, que libremente se “dejaban” engatusar por él. Es por ello que en su última etapa llevaba un cartel colgado al cuello que rezaba: “No me déis de comer”, ya que a pesar de que era un perro sano, como senior, necesitaba unos cuidados y no demasiados excesos.

perro-ney

Una de las anécdotas más bonitas que se cuentan es el de un hombre con el mal de Alzheimer el cual ya no podía reconocer a nadie y al cual sus hijos llevaban junto al animal. Ney se sentaba cercano a su silla de ruedas y el anciano no paraba de sonreír.

Ya por ese entonces se escuchaban voces en la calle de querer darle las gracias por amenizar tan alegremente los días en la floristería con una estatua, es por ello que se solicitó permiso al ayuntamiento que rápidamente se prestó a ello.

Inaugurada el día 18 de diciembre de 2014, un mes posterior a su fallecimiento, se colocó justo frente a la floristería donde se le va a recordar para siempre. El escultor de la estatua de bronce es Miguel Couto y tiene una altura de unos 90 cm.

La estatua, que costó aproximadamente unos 12.000 euros, fue costeada por un matrimonio que deseó permanecer en el anonimato después de haber conseguido dicha cantidad a través de crowdfunding.

Hoy día y debido a las caricias de niños, y no tan niños, ha perdido la pátina verde de su cabeza. Cuando vayáis a la ciudad es una parada obligada.

 

  • Fuentes e imágenes:

– Imágenes propiedad de @migapan

http://www.20minutos.es/noticia/2047366/0/perro-ney/coruna-plaza-lugo/estatua/

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/coruna/2014/12/19/ney-estatua-plaza-lugo/0003_201412H19C12992.htm

http://fedellando.com/coruna/la-estatua-del-perro-ney-se-ha-convertido-en-un-nuevo-reclamo-turistico-de-la-coruna/2015/01/

-http://www.schnauzi.com/ney-el-perro-mas-famoso-de-a-coruna/

Leyenda y mitología del Perro Pastor Vasco

 

La leyenda mitológica que os traigo esta semana hace referencia a una de las razas de pastoreo propias de España y oriundas del Pirineo vasco: el Euskal Artzain TxalurraEuskalArtzain

Cuenta la leyenda que hace miles de años, en la región que hoy se conoce como Gipuzkoa, había un enorme lobo cuyas fauces estaban siempre abiertas y dispuestas a devorar a cuanto ganado o persona apareciera.

Los habitantes de la zona estaban aterrados porque tal era su atrevimiento que entraba a las casas a llevarse corderos, terneros e incluso atacaban a las personas que se cruzaban en su camino.

220px-Lauburu.svg

Lauburu “Cuatro cabezas”

Los ancianos se reunieron y discutieron las posibles soluciones; unos que se debía organizar una partida para darle caza a pesar de haberse intentado con anterioridad con efectos desastrosos. Otros que se hiciera una trampa con las redes de pesca que tenían, pero también se había utilizado esta opción llegando a romper las redes y llegando a atacar a  los valientes que se aventuraron en la emboscada.
Hubo quien dijo que se dejasen en los caminos a los caseríos un cordero cada noche, a fin de que, lleno su estómago, el lobo no los atacase. Aún así el animal continuaba con su camino de muerte y destrucción.
La situación era tan desesperante que  decidieron acudir a la Dama de Anboto (1). Levantaron una pirka de piedras en su honor, quemaron albahaca y romero, y con piedras formaron un enorme lauburu  (2) en todos los accesos al baserri.
Entonces, Mari, la Dama de Anboto, envió a un basajaun (3) para que los defendiese de la bestia y por su parte, el señor de los bosques, que se llamaba Orkan cortó rápidamente varios árboles, afiló sus puntas y los colocó alrededor de cada entrada de los caseríos;  luego preparó una gran hoguera donde comenzó a asar a un ternero y se sentó a esperar.

Atraído por el olor de la carne, muy poco después, apareció el gran lobo. Esquivó los troncos afilados y se acercó al banquete preparado por Orkan. Éste lo enlazó rápidamente con una soga y le dio una gran paliza logrando que el lobo de unos altos alaridos fuera aplacando su mal y feroz carácter.
El basajaun lo arrastró junto a él, le hizo recorrer los montes a su lado, le dio comida y abrigo, y le hizo reconocer las tareas pastoriles, hasta domesticarlo. En poco tiempo el animal aprendió a proteger y cuidar el ganado.
Desde entonces, el lobo unió su vida con los pastores y se mezcló con los perros, así surgió una gran descendencia que son los actuales perros pastores vascos de los pirineos.
Una raza ancestral, que se destaca por la predisposición al trabajo, su gran entendimiento y astucia.

Pastorvasco

Quiero agradecer a los creadores del portal Pastorvasco.com por dejarme reproducir esta leyenda mitológica que desconocía. Es su web podréis encontrar información sobre esta raza y su constancia para que no quede en el olvido ¡no os olvidéis de pasar por ella!

 

(1) Personificación de la Tierra y reina de todos los genios de la naturaleza.

(2) Su significado original es discutido, siempre partiendo de que es un símbolo  para algunos representaría sol,  para otros, el o las edades del hombre; otra interpretación dice que con giro a la derecha es símbolo de vida, y con giro a la izquierda es símbolo de muerte, razón por la cual aparece de esta última manera en monumentos funerarios. Es también el símbolo de la energía o virilidad masculina solar representados por la dualidad del Maju y su consorte femenina.

(3) Este conocido genio, como su nombre indica, es el señor de los bosques, el señor salvaje dueño de los bosques de Vasconia. Tiene su morada en lo más profundo de los bosques o en cavernas situadas en lugares prominentes. Tiene un enorme cuerpo de forma humana, cubierto de pelo. Su larga cabellera le llega hasta las rodillas, cubriendo casi todo su rostro, su pecho y su vientre. Uno de los pies es de forma humana, pero el otro tiene planta circular, como una gran pezuña.

 

  • Fuentes e imágenes:

http://www.pastorvasco.com/EuskalArtzain/la-leyenda-mitologica-del-eat/

http://www.bizkaia.net/nekazaritza/zabalguneak/fitxak/mitologia.asp?Idioma=CA

http://es.wikipedia.org/wiki/Lauburu

http://mitologiadevasconia.amaroa.com/personajes-mitologicos-de-vasconia/basajaun

El nacimiento de las Pléyades, una historia Cherokee.

Hace semanas que no os traigo una de las leyendas nativas americanas que tanto me gustan, espero  que a vosotros también. Esta es una historia del folklore Cheyenne.

Hace muchas lunas atrás, en un remoto poblado de las llanuras del continente americano, el jefe de una tribu tenía una hija muy bella  que era admirada por todos.
Una noche fue visitada por un extraño joven que se metió en su cama. Ella no sabía quien era pues nunca lo había visto y preparó una treta para poder reconocerlo. Colocó pintura roja cerca de su lecho para que al meterse en él pudiera coger el pigmento, así yaciendo con el joven y amándose toda la noche estuvo impregnando su espalda con el color carmesí.

Al día siguiente, y movida por la curiosidad, le indicó a su padre que convocara a todos los hombres jóvenes del poblado para que bailaran delante de ella con el torso desnudo. Todo el pueblo acudió al evento, pero lejos de quedar satisfecha no hizo sino acrecentar su estupor, pues observando a los asistentes comprobó con terror que quien tenía la espalda manchada era el perro de su padre. No podía ser, pensó, y corrió azorada a su tienda dando por zanjado el baile.

A la mañana siguiente y enfurecida por lo ocurrido cogió al perro que estaba atado y llevándoselo a la linde del bosque le golpeó haciendo que el pobre perro escapara sin volver a verlo jamás.

Meses más tarde y fruto de aquél furtivo encuentro nacieron siete maravillosos cachorros . Pero todavía rabiosa por lo sucedido le dijo a su madre que se deshiciese de ellos. La abuela no pudiendo realizar tan cruel acto les construyó un refugio para que pudieran estar protegidos.  De esta manera, y sin que nadie quedase enterado el perro que huyó del poblado los visitaba  muchas noches velando por su crecimiento.

De vez en cuando la madre los veía e incluso llegaba a jugar con ellos y una mañana al ir a verles vio que se habían marchado. Lloró desconsoladamente y al caer al suelo vio sus huellas y las de un perro adulto en la tierra.

Al regresar a casa le dijo a la abuela que cosiera unos mocasines pues los iba a seguir y saber dónde se encontraban por lo que inició su camino observando las huellas del camino. Tras varios días por fin divisó una tienda montada en el claro del camino, uno de sus hijos salió en su busca.

– Madre, padre quiere que volvamos. Nosotros estamos en casa, pero tú no puedes venir- le dijo.
– ¡No!- gritó ella- donde vosotros vayas iré. Y tomándolo de la mano entró en la tienda. Allí, el muchacho joven que tiempo atrás visitó su lecho dió de comer a los cachorros sin inmutarse de su presencia.
Quedándose dormida se levantó al día siguiente sola viendo que la tienda había desaparecido junto a sus cachorros. Así sucedió lo mismo durante tres días consecutivos y al cuarto desaparecieron las huellas sin que la joven pudiera saber dónde se encontraban.

Sus plegarias le hicieron arrodillarse y mirar al firmamento, fue allí donde vio a sus siete cachorros convertidos en estrellas, las Pléyades.

Fuentes e imágenes:

– http://www.native-languages.org/cheyennestory3.htm

Leyendas y otras historias: La creación de la Vía Láctea.

Esta es una leyenda Cherokee que se remonta hace millones de años atrás, cuando el planeta Tierra era muy joven y había pocas estrellas en el cielo y donde los pueblos dependían del maíz para comer.

El maíz era un alimento seco que se convertía en harina  y que posteriormente era almacenada en grandes cestas durante el invierno para poder fabricar pan y papilla.

Una mañana, un matrimonio de ancianos fue a buscar harina de maíz para hacer el desayuno bien temprano, pero para su sorpresa, al llegar a las cestas, algo o alguien había estado por la noche hurgando en sus pertenencias. Era extraño, pues en todo el poblado se gozaba de un buen ambiente vecinal y los ladrones no abundaban por los alrededores.
Cerca de los graneros se encontraron granos dispersos por el suelo y unas gigantescas pisadas de perro; la noticia corrió como la pólvora.

Los vecinos alertados por esta misteriosa aparición preguntaron al chamán de la tribu por el origen de la misma indicándoles que se trataba de un espíritu de otro mundo encarnado en un gran can. EL espíritu guerrero Cherokee despertó a toda la tribu jurando que lucharían para que tan monstruoso animal desapareciera, pues no lo querían en el poblado.
Esa noche, la tribu se reunió alrededor de sus tambores y caparazones de tortuga invocando a los espíritus benefactores para posteriormente esconderse detrás de los graneros a esperar.

Bien entrada la noche escucharon el zumbido de unos sonidos similares al canto de los pájaros para seguidamente ver cómo descendía la sombra de un enorme perro desde los cielos y aterrizaba al lado de las cestas de maíz para dar grandes bocados a los granos de oro.

Los guerreros saltaron de inmediato sobre la grupa del animal sacudiéndole fuertemente y descargando golpes como truenos sobre él. El can dándose la vuelta asustado comenzó a correr hasta llegar a lo alto de una colina y saltar hacia el cielo perdiéndose en la espesa noche. Mientras corría granos de maíz iban deslizándose de su feroz boca hacia el firmamento dejando un rastro, un camino sobre el cielo. Cada granito de maíz estalló convirtiéndose en una brillante estrella.

Los Cherokees llamaron a este patrón de estrellas “el camino por donde corrió el perro” y así es como nació la Vía Láctea.

Fuentes:

– http://www.firstpeople.us/FP-Html-Legends/HowTheMilkyWayCameToBe-Cherokee.html

. http://www.indiandogs.com/nativelegends.htm

Cadejos: leyendas de Centroamérica.

El Cadejos es, por lo general un perro (según las variantes, dos) que se presenta a las personas que deambulan a altas horas de la noche acompañándolas hasta su casa.
Su origen se remonta a las culturas mesoamericanas, generalmente de las zonas rurales, donde se tiene la creencia de que cualquier persona tiene un espíritu protector, un animal de compañía (nahual) que les custodia; además de  vigilar los caminos, tal y como se constata en la cultura precolombina.
Hay diferentes variantes, en varios países como Guatemala, Nicaragua o Cosa Rica, los Cadejos son dos perros, uno blanco, generalmente de género femenino que es benigno; y el otro, de color negro, de género masculino que es maligno. 
El Cadejos negro se asocia con el mal y aparece frente a personas que transitan por los caminos ebrios de líquidos espirituosos recién salidos de fiestas, festivales o carnavales. Su aspecto es negro como la noche, de ojos rojos y que tiene la peculiaridad de poder agrandar su aspecto a su antojo para causar más miedo. Muchos creen que es una creación del propio Satanás o la encarnación de un demonio que toma la forma de un perro. 
Por el contrario, el Cadejos blanco, es un ser benigno que defiende al mismo individuo que camina por la noche de su homólogo negro y cuando ambos se encuentran se enzarzan en una brutal pelea en la que sale venciendo siempre el Bien.
Sin embargo, en otros países es solamente un perro, de color negro, también con un aspecto terrorífico pero que es un espíritu benigno. Acecha y vigila igualmente a aquellos que embriagados no pueden llegar a su casa y los conducen hasta ponerlos a salvo en ellas.
Después de la venida de los españoles a las Américas, esta leyenda tuvo un marcado matiz cristiano, en el que se extraía una base moral en la que aquellos individuos que tenían una vida poco provechosa al invocarse el Cadejos por obra del Señor, éste enderazaba su vida. 
En el folclore Universal encontramos varias leyendas con similitudes entre ellas, sobre todo el aspecto negro de este perro en historias como el grimm inglés, el dip catalán, el garm de la mitología escandinava… que poco  a poco os daremos a conocer. 
Fuentes e imágenes:
– http://www.destinoytarot.com/la-leyenda-del-cadejo/

Leyendas y otras Historias: Cómo los indios tuvieron perros.

Imagen de Tipi nativo realizado con pieles de animales y troncos de
madera con forma cónica.
Hace muchos inviernos atrás un cazador, su mujer y su joven hijo de cuatro años, vivían una situación muy dura dado el frío y la escasez de alimento. Un día el cazador descubrió las huellas de un búfalo en la nieve y lo siguió adelantándose a él para cazarlo. Al regresar a su Tipi, antes de entrar, sacudió sus mocasines y escuchó el llanto de su hijo consolado por su mujer.

El cazador volvió por la noche y oró para obtener ayuda en la cacería y regresó de nuevo al bosque. En el transcurso del camino surgió un lobo que le preguntó: “Mi hijo, ¿porqué lloras?” y él respondió: “Me siento desesperado, mi hijo y mi mujer se mueren de hambre”. El lobo le indicó que detrás de unos arbustos le había dejado un arco y unas flechas, por lo que atraería a un búfalo y debía cazarlo con las armas que le había proporcionado, no con otras.


El lobo desapareció y el cazador fue a buscar el arco que le había dejado. Era mucho más pequeño que el suyo y aparentemente de menos calidad, pero recordó las instrucciones que le había dicho y de repente escuchó las pisadas de siete animales, seis de ellos los abatió y con el último animal, un gran búfalo, cogió sus propias armas y disparó. El animal escapó y el lobo apareció en escena.
-“¡Qué suerte has tenido!”, le dijo. -“Sí, he matado seis animales con tus armas, pero en el último, se escapó al utilizar las mías”.
-“Te avisé de que no las usaras. Y ahora tienes menos comida”

Juntos, descuartizaron a los animales y el lobo le pidió que le diera las porciones de dos búfalos para los cachorros de sus otros compañeros. El cazador acarreó tanta carne como pudo para alimentar a su familia. Esa misma noche, tras haber satisfecho su hambruna, desmantelaron el campamento y pusieron marcha al mismo lugar donde habían despedazado los cadáveres. Allí, los lobos se reunieron con la familia y se quedaron junto a su Tipi. La mujer, poco a poco, día tras día, fue dándoles de comer trozos de carne tornándose cada vez más mansos y amigables. Con el pasar del tiempo los lobos se asentaron con la familia india y se convirtieron en sus “Perros”.
Fuentes e imágenes:
– http://es.forwallpaper.com/wallpaper/native-american-wolf-art-78106.html

Leyendas y otras Historias: De como los perros perdieron el habla.

Vamos a iniciar una sección en la que se contarán las historias, leyendas y relatos que forman parte de la tradición oral/escrita de las culturas del mundo. La primera, y no la última de la serie de leyendas indias norteamericanas, pertenece a una tribu de indios algonquinos, los Narragansett, cuyo nombre significa: “Gente de cabeza pequeña” y  que vivían en la costa occidental de la bahía de Narragansett (Rhode Island).

He aquí cómo los perros perdieron el poder de hablar como los humanos:

Hace tiempo los perros poseían voz como la de los humanos pues habían aprendido de las gentes con las que convivían. Su deber era avisar de las personas extrañas y ajenas a la tribu así como jugar por el bosque e indicar a los cazadores dónde encontrar caza y comida.

Habitaban cerca del lugar unos diablillos subterráneos bastante traviesos que, cierto día, se acercaron a los perros tentándolos con comida sabrosa y promesas engañosas con la intención de sonsacarles información acerca de la tribu.

Los perros codiciosos olvidaron su deber de guardar al pueblo de extranjeros y en su disfrute respondieron a los diablillos todas las preguntas que les hicieron acerca de las provisiones de la tribu para el invierno, así como su localización.

Al caer la noche, las criaturas subterráneas irrumpieron en el poblado y robaron todas las provisiones que habían sido preparadas cuidadosamente para pasar los meses gélidos de invierno. Los perros, que estaban saciados de la copiosa comida que les habían ofrecido, dormían plácidamente sin enterarse de nada.

Cuando se descubrió que la despensa estaba vacía el Jefe de la tribu convocó un concilio. Nadie cogió la comida ni escuchó ruido alguno y si alguien se hubiese acercado los perros deberían haber dado el aviso pertinente.

Los perros fueron citados para su interrogación. Todos ellos mostraron expresiones avergonzantes y se escabulleron con el rabo entre las piernas. Pronto admitieron que sus enemigos los habían engañado para rebelar la ubicación de los alimentos y así traer penurias y hambruna a la tribu. Rodando por el suelo pidieron clemencia.
El chamán se puso de pie y solemnemente les dijo: “Debido a vuestra locura y desobediencia, alguna de nuestras gentes puede que mueran. Así que de ahora en adelante nunca podréis hablar más y no podréis entender nuestras palabras. Sólo podréis quejaros y ladrar y dependeréis de nosotros para comer. Éste es vuestro castigo”.

Y así fue, pero no por ello menos, los perros siguen siendo los guardianes y amigos de los seres humanos.

¿Sabéis alguna leyenda?¿Me la contáis?
.

Fuente:
http://ab.mec.edu/pinehawk/legends/foolish-dog.html
– (Imagen) http://doglawreporter.blogspot.com.es/2012/01/dogs-of-great-plains-nations.html

CERBERO: "El perro del Hades"

Esta entrada hace referencia a la mitología greco-romana, conjunto de fábulas y leyendas que se pierden en el albor de los tiempos y sobre las que siempre he aprendido referencias del porqué algunos ritos, acciones o ceremonias son así en el presente.

Tal y como se indica en el titulo, Cerbero (en griego: “guardían del pozo”) era el perro del Averno donde reinaba Hades junto a su mujer Perséfone teniendo como súbditos a los muertos.
Tras haber cruzado el río en la barca de Caronte, y haber pagado el viaje con los respectivos óbolos que les dejaban en los ojos tras su funeral, encontraban a Cerbero. Éstos no podían volver junto a los vivos una vez hubieran tomado un ágape en los Infiernos, por lo que la función del temido Can Cerbero era guardar las puertas del reino de Hades, velar la entrada de los vivos e impedír la salida de los muertos.

La imagen que de él se daba con más frecuencia era de un monstruo de tres cabezas de perro, una cola formada por una serpiente, y en el dorso, multitud de cabezas de serpiente. El nombre de las cabezas era: veltesta, tretesta y drittesta, es decir: cabeza izquierda, tercera cabeza y cabeza derecha.

 

Estaba encadenado a la puerta del Infierno y aterrorizaba a las almas cuando entraban, pero en varias ocasiones se pudo traspasar las puertas burlando al animal. Por ejemplo cuando  Orfeo, buscando a su amada Eurídice que cayó muerta por la picadura de una serpiente, entró al inframundo tocando su lira y consiguiendo que Cancerbero durmiera plácidamente.

Uno de los doce  trabajos que Euristeo mando a Hércules fue a buscarlo a los infiernos y traerlo de vuelta a la Tierra. Hades le permitió llevárselo con la condición de dominarlo sin que le hiciera daño y no utilizara armas. Hércules luchó contra él mano a mano, y casi ahogándolo consiguió vencerlo. Lo presentó de nuevo a Euristeo, el cual asustándose, le indicó que lo devolviera a su procedencia.

Cancerbero, más allá de ser un ser mitológico tiene una funcionalidad más profunda, es un ser Psicopompo, es decir,  un ser que conduce las almas hacia su destino: la Muerte. Normalmente estos animales eran el perro salvaje, el lobo o el Chacal; de ahí que romanos y griegos consideraran a los perros como mensajeros de los dioses.

No solamente fueron ellos quienes consideraron a éstos animales como unos guardianes, pero eso es otra historia…

Fuente:

– Grimal, P. Diccionario de Mitología Griega y Romana, Ed. Paidós .