El perro momificado de Coahuila

Coahuila, Grandes civilizaciones, Mexico, Perro momificado
Volvemos a centrarnos en una parte del mundo en el que los perros tuvieron una papel importantísimo a tenor de los hallazgos que se vienen teniendo en los últimos años: Mexico.
Se trata del descubrimiento de la única (hasta el momento) momia de cánido descubierta en el país y que se suma a las pocas descubiertas hasta la fecha de Perú y Egipto. Se halló en una cueva de la Candelaria en 1953 en Coahuila, al norte del país, en un encuentro fortuito por parte de un grupo de arqueólogos

Se conoce que la momia tiene alrededor de 1000 años de antigüedad y su momificación se debió a causas naturales a consecuencia de la humedad del interior de la cueva. El perro tiene aproximadamente 42 cm. de largo y 22 cm. de alto y es el único encontrado de este tipo en la zona ya que no abundan los enterramientos prehispánicos de esqueletos de cánidos en el norte.

La momia guarda la posición de estar echado, recostado sobre su lado derecho con la cabeza y el cuello flexionados hacia abajo y se puede apreciar su cola enrosacada y erguida hacia arriba.
El perro está relacionado con el grupo poblacional llamado “lagunero”, cazadores.recolectores que se asentaron en lo que se conoce hoy como Comarca Lagunera (zona semidesértica que abarca los estados de Durango, Coahuila y Zacatecas) donde se localiza la cueva de unos 10 m. de profundidad.

La cueva fue usada por parte de cazadores-recolectores como lugar funerario para enterrar a sus muertos donde se encontraron más de mil objetos, entre ellos cuchillos, cestería, restos textiles;  así como doscientos fragmentos óseos humanos y que datan entorno al 800-1200 después de nuestra era.

Los arqueólogos destacan que este hallazgo refuerza más, si cabe, la idea de que la colocación de los cánidos en los enterramientos humanos no son algo fortuito sino que se colocaban como acompañantes de éstos y guía de las almas en el más allá. Y permiten avanzar en el estudio de la domesticación del perro en esta zona.


A pesar de que no se han publicado todavía los análisis finales tras la datación por Carbono 14, como os he dicho al principio, se data al animal entorno a los 1000 años y los arqueólogos han estimado que habría muerto de inanición ya que no tiene marcas de corte por sacrificio ritual ni por muerte violenta.

Si queréis ver un vídeo de la momia perteneciente al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México pinchad aquí.

Fuentes:

http://www.inah.gob.mx/boletines/17-arqueologia/6238-examinan-al-unico-perro-momificado-de-mexico

Las catacumbas de Anubis, Egipto.

Anubis, Egipto, Grandes civilizaciones, Perro momificado, rituales

Egipto me ha atraído siempre desde muy pequeñita y recuerdo haber realizado moldes en escayola de la máscara de Tutankhamón con el juego Arqueologicnova (¡qué recuerdos!) incluso la carrera me permitió impartir clases con el gran Josep Padró, egiptólogo que dirige las excavaciones en la necrópolis de Oxirrinco, pero esa es otra historia, que me desvío…

Os quiero hablar de una maravillosa Catacumba (galerías subterráneas) hallada en el s. XIX por un egiptólogo francés, Jaques de Morgan en Saqqara, cerca de las pirámides más famosas del planeta Tierra.  Cierto es que éstas no se empezaron a excavar hasta 200 años más tarde, ya que las catacumbas no son nada espectaculares de forma arquitectónica ni ornamental, pero el secreto estaba guardado dentro; por lo que hasta el s. XXI no empezaron a excavarse con técnicas modernas.
Las excavaciones actuales están siendo llevadas a cabo por un grupo de arqueólogos de la Universidad de Cardiff y la Universidad Americana en el Cairo, dirigidas por Paul Nicholson y que incluso tienen el  respaldo y financiación de National Geographic.

Interior de una de las galerías de la catacumba.
La cronología de la catacumba abarca un gran periodo comprendido entre el 747 a de nuestra era y el 30 d. n. e. siendo un lugar de peregrinaje en Saqqara. En el interior se estiman que hay unas 8.000 momias de cánidos, entre ellos, no solamente perros, si no chacales, zorros y hienas.

Las momificaciones son pobres en su proceso y su conservación es deficiente. Éstos eran utilizados como exvotos y ofrendas ante el dios Anubis, ya que el templo se encontraba justo al lado, y eran presentados ante un gran número de peregrinos de condiciones sociales diferentes. En palabras de Salima Ikram, una de las arqueólogas del proyecto encargada en arqueozoología, momificaban los animales porque representaban a los dioses, eran una forma de comunicarse directamente con ellos y se les utilizaba como comida para el más allá.

Al mismo tiempo, esto suponía un negocio para las Casas de Muerte donde se momificaban a éstos animales ya que eran muchos los peregrinos que se acercaban al lugar. Muchas de las momias estaban prácticamente vacías pero los egipcios no lo veían como un fraude, si no que primaba la intención de poder contactar con los dioses.

Muchas de las momias estudiadas revelan que su edad era muy temprana, llegando incluso a ser recién nacidos los que se momificaron. Ésto ha arrojado una nueva perspectiva sobre la relación que los egipcios mantenían con los animales, ya que el gran volumen encontrado en la Catacumba hace pensar que alrededor de Memphis habrían centros de cría para esta actividad ya que en el complejo religioso era imposible el hacinamiento de tantos perros. Además los estudios han rebelado que hay diferentes razas de perros halladas y que también se han encontrado gatos, halcones y otros animales.

Momia de un perro donde se puede ver en detalle su morfología. 

Así que volvemos a encontrarnos con que el perro se sitúa de puente entre lo divino y lo mundano, un guía y guardián de almas, como lo era Cerbero, el perro del Hades.

Fuentes: