Y tú ¿Qué lees?

galgo, Literatura, Perrilectura, Razas, textos

Esta semana os traigo dos libro que debéis conocer y que son totalmente solidarios, tanto por lo que cuentan como para el fin en el que fueron concebidos. Además de ser unos libros para todas las edades llevan consigo unas ilustraciones magníficas que narran la histora.

Uno de ellos es Galgui y el otro El silencioso amigo del viento.

El primero de ellos, escrito por María José Rodriguez Gómez e ilustrado por Andrés Arcos Corretjé, narra la historia basada en hechos reales de un galgo llamado Indy. La autora rescató con cuatro días a este cachorro y estuvo amenizando su vida durante 2 años hasta que pudo adoptarlo una familia definitiva. Galgui no solamente habla de él, si no que es extrapolable a cualquier galgo/perro que no quiere vivir en la calle y desea una segunda oportunidad. Diego es, junto a Galgui el protagonista que ayuda a encontrarle un segundo

El libro pudo salir adelante gracias a un proyecto de crowdfunding a través de Verkami y el 20% de la venta del libro va donado a diferentes protectoras a las que se quiere ayudar.

Si queréis adquirir el libro podéis mandar un correo a la autora  hola@mariajoserodriguezescritora.com o visitar la página web donde se especifican las tiendas colaboradoras www.galgui.es 

foto_libro.jpg (852×579)

El silencioso amigo del viento es un cuento escrito por Lisi González e ilustrado por Rafael Jaramillo. En él se cuenta la historia de un galgo negro nacido para correr detrás de las liebres. Sus imágenes en blanco y negro y su téxto poético lo hacen extremadamente bello. A través de sus páginas conoceremos sus sueños, miedos, su vida… Al igual que Galgui podemos creer en la vida de cualquiera de los animales abandonados a su suerte en el mundo.

La financiación del libro se pudo realizar también mediante crowdfunding a través de Verkami y lo podéis adquirir a través del correo de la autora lisienator@gmail.com o podéis encontrar el listado de las tiendas físicas en la web. Durante el micromecenazgo se donó el 50% de lo recaudado a SOS Galgos y así contribuir con la grave situación de este bello animal.

¿Y a vosotros qué libro os gustaría adoptar?

 

El Alaskan Malamute, la locomotora del Ártico.

Razas, Sin categoría

 

Eskimo_family_with_Malamute_from_1915

Familia Innuit junto a un malamute, 1915.

El Alaskan Malamute es una raza de perro originariamente y de forma exclusiva de Alaska, tal y como su nombre indica. Siempre han estado al lado de la tribu Innuit llamada mahlemiut, que significa “pueblo de Mahle”, de ahí su nombre.

El origen de los malamutes es tan misterioso como el de los propios innuits y junto los trineos, los perros eran sus más preciadas posesiones.

Las evidencias arqueológicas indican que los perros tirados por perros fueron usados por primera vez no hace más de trescientos a quinientos años. No obstante, como miembro del grupo de los Spitz su antigüedad se remonta a unos dos mil a tres mil años atrás.

Los grupos caninos ¿Cómo se conforman?

Curiosidades, Razas

 

1e68e085da926adc0da2aa53545eefea¿Te has preguntado alguna vez cómo se originaron los grupos caninos? Éstos estándares de se fijaron basados en el estudio de las reproducciones en pinturas, grabados, esculturas, etc… antiguas.

Las razas como las entendemos hoy día se han creado escasamente hace dos siglos. En aquellas razas que tenían un función bien definida han seguido desarrollándola; y en aquellas razas de compañía, a parte del carácter, lo que se ha buscado es la línea de la belleza.

El objetivo de las razas ha sido unificar y seguir un criterio de conformación, calidad y colorido de la capa para diferenciarlas cada día más, pero las grandes diferenciaciones comenzaron a verse en el Neolítico.

El Lhasa Apso, el perro de los Lamas.

Curiosidades, Razas

El Lhasa Apso, el perro del Dalai Lama.

El Lhasa Apso es un perro originario del Tíbet y se remonta al 4000 antes de nuestra era. Según estudios de su ADN es una de las razas más antiguas del mundo, y aunque no lo parezca por su apariencia física muy cercano al lobo.

Se domesticó allá por el 800 a. de n. e. y fue un perro que vivía con la aristocracia o en los monasterios budistas. Nunca se compraba uno si no que eran regalados como un presente a personas de alto rango que pudieran mantenerlos.

Su función primordial fue la de centinelas dentro de las casas. Así como el Mastín Tibetano guardaba las entradas, los Lhasa Apso avisaban con sus ladridos de cualquier intruso que pudiera entrar.

La aristocracia del Cavalier King Charles Spaniel

Razas

De la raza que os voy a hablar hoy tiene un linaje muy aristocrático y real unido a los Tudor y Estuardo: el Cavalier King Charles Spaniel.

800px-King-charles-spaniel

El joven Carlos II de Inglaterra, su hermano Jacobo (Vestido de forma femenina) y su hermana María con sus Spaniels.

Antes de ser la raza protegida del rey Carlos II de Inglaterra, el Cavalier tenía un lugar preferente en la mayoría de las cortes europeas. Como muchos de los perros que os he hablado su origen es incierto pero según se cuenta los primeros spaniels fueron traídos de China a Italia y posteriormente a Italia, Francia y Holanda; hasta hacerse enormemente popular en Inglaterra.

Enrique VIII de Inglaterra, (mitad de s. XV) el famoso rey que tuvo “varias” esposas entre ellas, Ana Bolena, no toleraba dentro de su corte a excepción de algunos pequeños spaniels para las damas. Un tratado en latín del médico personal de Isabel I de Inglaterra, hija de Enrique VIII, citaba a un pequeño spaniel destinado a la compañía, a los juegos y al disfrute de las damas de la corte.

Incluso se llegó a recomendar tener a estos perros por contribuir a mejorar los humores y los dolores de barriga, y las damas solían viajar con ellos en su regazo cuando viajaban en carruaje para evitar el frío en tiempos invernales.

El rey Carlos II (s. XVII) mostró una verdadera debilidad por el Cavalier, denominándose en esta fecha King Charles Spaniel, el spaniel del rey Carlos. Nunca se desplazaba sin alguno de sis acompañantes caninos gozando el privilegio de entrar dentro del Parlamento Británico e incluso se dictó una ley específica que les daba acceso a los lugares públicos y los jardines reales de Londres.

Spaniels

En la imagen los colores del Cavalier King Spaniel

La hermana pequeña de Carlos II. Enriqueta Anne-Stuart hizo reformar suntuosos jardines dentro de múltiples residencias a fin de que sus spaniels pudieran correr y disfrutar.

CavalierTiziano

Eleonora Gonzaga pintada por Tiziano, 1938. Galería Uffizi.

Los King Spaniels figuran en numerosos cuadros y tapices  como en los de Tiziano, Van Dyck, Stubbs o Gainsborough.

En una de las imágenes superiores podéis ver los colores del Cavalier:

  • el negro y fuego, llamado King Charles
  • el tricolor llamado Prince Charles
  • el rubí/naranja
  • y por último el blanco y naranja llamado Blenheim.

Éste último fue llamado así por el duque de Malborough, John Churchill que tras ganar la batalla de Blenheim hizo llamar así a su Cavalier.

Esta historia tiene una curiosa anécdota, que cuenta que mientras el duque estaba luchando en la Batalla de Blenheim, su mujer, muy preocupada, acariciaba y presionaba la frente de una cavalier embarazada para tranquilizarse. El parto de la perrita llegó al mismo tiempo que las buenas noticias de la victoria del duque, y curiosamente, todos los cachorros nacieron con una mancha roja en la frente.

DukeOfMalborough-detail-247x300

Familia del Duque de Malborough junto con su Cavalier.

Esta coincidencia pronto se hizo popular y la gente de la época pensó que fue debido a que la duquesa había presionado durante el embarazo la frente de la perrita. Por supuesto, esto no tiene fundamento científico, pero en aquellos momentos fue la explicación popular, y motivo por el cual se le puso el nombre de Blenheim a este tipo de cavalier. Posteriormente, los descendientes de los duques siguieron criando esta variedad de la raza hasta principios del siglo XIX.

Algo cuanto menos curioso ¿Verdad?

 

 

  • Fuentes e imágenes: