El Lhasa Apso, el perro de los Lamas.

Curiosidades, Razas

El Lhasa Apso, el perro del Dalai Lama.

El Lhasa Apso es un perro originario del Tíbet y se remonta al 4000 antes de nuestra era. Según estudios de su ADN es una de las razas más antiguas del mundo, y aunque no lo parezca por su apariencia física muy cercano al lobo.

Se domesticó allá por el 800 a. de n. e. y fue un perro que vivía con la aristocracia o en los monasterios budistas. Nunca se compraba uno si no que eran regalados como un presente a personas de alto rango que pudieran mantenerlos.

Su función primordial fue la de centinelas dentro de las casas. Así como el Mastín Tibetano guardaba las entradas, los Lhasa Apso avisaban con sus ladridos de cualquier intruso que pudiera entrar.

El Basenji, el perro de los pigmeos.

Grandes civilizaciones, Sin categoría

134834-9813-46El Basenji es considerada una de las razas más antiguas del mundo; su nombre significa “pequeña cosa salvaje de la selva”, que en el lenguaje de los pigmeos suena como “Basenji”.

Su origen se remonta al África central donde iniciaron una estrecha relación con las tribus nativas pigmeas y pertenecientes al grupo de cánidos llamados “Schensi-dogs”, es decir, perros que permanecen salvajes como el Dingo o el perro de Canaán (Israel).

Se tiene constancia de pinturas rupestres ya en el 6000 antes de nuestra era en una cueva de Libia, con imágenes de perros semejantes a éstos y también representados en la cultura egipcia como muebles, estatuas e ilustraciones de estos perros.Es de suponer que los primeros Basenjis alcanzaron Egipto como regalos de los pigmeos a los faraones y posterior a la desaparición de la civilización, se perdió el conocimiento de estos perros.

SlikaPovijest01

Nativo pigmeo con Basenji

No fue hasta 1868 cuando se volvieron a tener referencias de ellos y fue gracias al Dr. Schweinfurth que viajó a África y escribió sobre los Basenjis. Fascinado por su inteligencia decidió traer a Europa una hembra que, dado su impulso por la libertad saltó de un hotel de Alejandría muriendo en el acto.

Éstos pudieron sobrevivir dadas sus características para la caza y también por ser una fuente de alimento para las tribus pigmeas en momentos de escasez de otras especies.

El Basenji, además, es conocido por su incapacidad de ladrar. En las jornadas en los que sale a cazar junto a los nativos van provisto de unos cascabeles para sentirlos en el momento de marcar una zona o hacer salir a una presa.

OldAfricanPhoto

Los primeros Basenjis que llegaron a Europa fueron expuestos en la ciudad de Crufts y fueron llamados Congo terriers o African Bush Dogs; no sería realmente hasta 1936, de la mano de la señorita Olivia Burns que trajo varios perros  que adquirió directamente a los pigmeos. Fue ella quien posteriormente los introdujo en America y Canadá.

SlikaPovijest10

Olivia Burns juntoa uno de sus Basenjis

Son unos perros altamente inteligentes y con un nivel de actividad muy alto. A pesar de que no pueden ladrar expresan su placer de reunirse con un aullido de alegría que es similar a un jodel (el grito tirolés). Registran su descontento con un gruñido y poseen una forma diversa en la articulación de sonidos en su trato con los demás miembros de la manada. Los nativos lo describen a menudo como un “perro que habla”.

 

 

 

Fuentes e imágenes: